delirios: [7]

25.3.10

[7]

Invierno. Las tinieblas. Hace frío, pasa el tiempo, primavera. La verde pradera, la alta hierba. El trigo ondulante, la morera frondosa. Barro, agua, azules piscinas, cielos cristalinos. Risa, luz radiante, sol templado. Tardes infinitas sobre la blanda tierra. Noches aterciopeladas entre las perfumadas sábanas. Templado, el tiempo pasa, verano. Noches transparentes de viento silencioso. Luna llena, las estrellas. Manga corta, risas, sol abrasador, caliente. Luz cegadora. Horizonte naranja, edificios, bullicio. Aventuras, descubrimientos, pasiones. Amigos inseparables, amores irrenunciables. Sexo, sexo, sexo. Desenfrenado, verdadero, brutal. Carne blanca, ojos verdes, pelo negrísimo. La perfección. Dios entre los árboles, mullidos pinos y un cuerpo al pie del tronco. Cae la tarde, otoño. Empieza la pesadilla. Caen las personas como hojas de las ramas. Silencio absoluto entre el crepitar de la alfombra sobre el asfalto. Coches que se alejan. Voces a lo lejos. Calles anchísimas, vacías. Bellas y oscuras viviendas adosadas, familias dentro de ellas. Recluidas, escondidas. Plantas de negra madera, árboles de nudosa y tenebrosa leña. Los días se hacen cortos, invierno. Llueve, la gente no está. Hace frío, la gente se refugia, y no está. Nieva, hiela. Hiela. El silencio. Hiela... silencio. Fin de año.

No hay comentarios:

Háblame.