delirios: 25

9.3.12

25

Avanza la noche, se aleja la luna. La vigilia termina, se acerca la aurora. Pronto comenzaré el último viaje. Una carretera en la llanura y, de repente, ninguna parte.

13 comentarios:

  1. Hummmm... ¿ninguna? o ¿una parte inesperada?

    Wenas wenas ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si lo pienso, "ninguna parte" me parece imposible de imaginar.

      ¡Hola! :)

      Eliminar
  2. Yo lo interpreto como una espiral, que acaba en la zona nada. No es imposible de imaginar, a veces no hay que salir de casa. Todo está en la mente.

    Un beso

    PD.: Darte las gracias por ser el único que por lo visto me leyó de verdad. O me entendió mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, me he sentido importante. ^^

      Yo creo que estaba claro.

      Besos.

      Eliminar
  3. Me encanta "Niguna parte", siempre tan bonita ^^

    ResponderEliminar
  4. Me gustó este delirio tuyo.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  5. Viajar a ninguna parte es lo mejor para reencontrarse.

    Me ha gustado mucho :)

    ResponderEliminar
  6. ya la palabra viaje me gusta de entrada, el destino me importa poco

    ResponderEliminar
  7. Hola.

    Me gustó; corto e intenso, lo interpreto como el viaje sin fin del ser humano, buscando su propósito.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena interpretación. También podría ser el fin de ese viaje.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Yo lo que interpreto como "ninguna parte" es cuando estás no sabes muy bien a qué altura del camino, en algún sitio que no estás seguro de su situación geográfica... Lo cual en mi caso es muy fácil porque tengo un sentido de la desorientación muy, muy marcado... XD Besos!!

    ResponderEliminar
  9. javier, pasaste por el blog, gracias, las comas, no son casuales, es como aquí,en este relato, necesidad de lentitud, o una necesidad de puntuación, (acertada o no), como para que haya silencio, o respiración entrecortada, luego me dices, si eso funciona :), saludos!

    ResponderEliminar
  10. javier, pasaste por el blog, gracias, las comas no son casuales, es parecido a este relato, necesidad de silencios, o respiración entrecortada entre las palabras, luego me dices, si eso se acerca :) saludos!

    ResponderEliminar

Háblame.