delirios: El pozo de la tristeza

27.8.13

El pozo de la tristeza

Camine o esté quieto, tarde o temprano pierdo pie y termino por caer al profundo pozo de la tristeza. Al principio nada noto, pero pronto desaparece la luz y sólo hay sombras, y sombras. Caigo y caigo, y no sé a dónde voy ni cuánto durará, y dejo de oír lo que hay arriba, ya no oigo nada, sólo silencio, sólo a mí mismo. Pienso que golpearé en el fondo, pero siempre hay más metros más al fondo, más sombras, más silencio. Al fin llego abajo, y no veo nada arriba ni a los lados, ni en ninguna parte, y no sé salir ni encuentro una mano en la oscuridad, no oigo voz alguna en las tinieblas. Empiezo a tentar, quiero salir; estoy allí solo y sólo hay sombras, mucho frío y sombras. Perdido en la oscuridad, buscando sin esperanza una luz, en el profundo pozo de la tristeza.

12 comentarios:

  1. :-( .... a veces es necesario tocar fondo y llegar al extremo final para salir de eso...el agotamiento y el tiempo hacen su trabajo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una vez que tocas fondo, lo único que queda es subir. Un beso, y ánimo :)

    ResponderEliminar
  3. Quizá sea lo más bonito que has escrito nunca, y lo más triste. Cómo has elegido las palabras, y cómo todo parece rimar sin rimar, y el mensaje, bueno, muchos poetas sentirían envidia.

    Parabéns!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje muito obrigado! Pues no estaba seguro de haber escogido bien las palabras, pero me alegro que te guste.

      Eliminar
  4. Yo sé qué es sentir eso, porque me pasa lo mismo. Sólo con una diferencia: sin saber bien por qué, acabo encontrando esa luz que busco (hasta el momento la he encontrado). Se enciende y se apaga, se enciende y se apaga, así todo el rato.

    Camine o esté quieto, vivo mareado por el vértigo de esa noria, que me apasiona y también me cansa, me cansa mucho.

    Me da miedo no encontra esa luz, un día. ¿Qué será de mí entonces?

    ¡Morir..., dormir! ¡Dormir!...¡Tal vez soñar!

    ResponderEliminar
  5. Creo más angustiosa la caída, para mí que la oscuridad anda por todos los lados! pero caer...¡bufff!

    ResponderEliminar
  6. es necesario llegar abajo, tocar fondo y darse el impulso para llegar arriba otra vez... así logras el aprendizaje.

    ResponderEliminar
  7. Javier... Creo que nunca lo había leído tan tan bien definido, tan visual, tan... realista.

    Supongo que siendo de los que inexorablemente caen al pozo, ya debes de saber que siempre hay una forma de escalar otra vez hasta la superficie, no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Algunos pozos nunca tendrán salida...

    Suerte!

    J.

    ResponderEliminar
  9. Algunos pozos solo te tapan con hojas... y es por eso que volvemos a caer.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Creo que tu pozo de la tristeza tan sólo podrá ver la luz cuando tú quieras verla, si tú quieres salir de ese pozo tan profundo que te atrapa y te amarga lo conseguirás. Cree en ti y en la felicidad que te espera en la superficie de ese pozo... algún día encontrarás una mano en la oscuridad que te ayude a subir de esa constante amargura. Me ha gustado tu entrada, muy bonita. Pásate ^.^

    ResponderEliminar

Háblame.