delirios: La última luz

9.11.13

La última luz

No sé cuánto tiempo llevaba siguiendo esa luz. Rodeado por la más absoluta oscuridad, era lo único que marcaba mi camino. Era lo único que me mantenía despierto. Aún más: era lo único que sostenía mi existencia. Perdido en lo profundo de las tinieblas, todo lo que podía conseguir era acercarme a esa luz. La luz.

De repente, casi sin darme cuenta, la luz se apagó. Ni siquiera aprecié cómo se extinguía su brillo. Sólo parpadeé, miré dos veces y ya no estaba.

Como un pájaro enjaulado que echa a volar, se marchó para siempre la última esperanza.

Ya no queda nada. No hay ninguna luz. Sólo la oscuridad.

17 comentarios:

  1. eheh, tem de ser :p
    Obrigada!

    ResponderEliminar
  2. Cuando la luz que seguimos se apaga hay que mirar hacia dentro para encontrar la propia.

    ResponderEliminar
  3. Pero, la oscuridad, también es algo. Quizás haya que pensarlo de ese modo...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  4. Desgarrador.

    Pero ten en cuenta que, tarde o temprano, la vista termina por acostumbrarse a la oscuridad y entonces, quién sabe, tal vez puedas encontrar la salida.

    ResponderEliminar
  5. Pero porque se ha hecho de noche.. dentro de unas horas amanece, solo tienes que descansar y dormir un poco ^^

    Un besico !

    ResponderEliminar
  6. Hay momentos para todo en la vida, algunos son de luz y otros de oscuridad, lo importante es saber apreciarlos. Los extremos se tocan... besos!

    ResponderEliminar
  7. La noche tiene forma de un grito de lobo decía Pizarnik, tal vez por eso nos asusta y tal vez por eso no debatimos sino más bien nos lanzamos a buscar inexorablemente alguna luz buena y compañera.

    ResponderEliminar
  8. Malditas luces fugazes... Lo bueno, es que antes o temprano llegará otra luz. Estoy segura. Un abrazo.

    http://elchicodelmetro.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  9. Cuando te encuentras perdido, sin rumbo, sin expectativas, nos queda lo más valioso y es la libertad. La libertad está en esa oscuridad y su belleza, las direcciones son infinitas...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Sé tu propia luz.. :)

    me gustó mucho!! <3

    ResponderEliminar
  11. Cuando falla la luz, a tientas o a rastras..., seguro que tropiezas pero llegas a donde quieres... ¡precioso!
    Un abrazo Javier.

    ResponderEliminar
  12. gracias javier, por darte una vuelta, va este comentario con regalo, saludos, http://youtu.be/Ssu_6MXDcDA

    ResponderEliminar
  13. La esperanza es una gran putada.

    ResponderEliminar
  14. Varios de tus textos son oscuros, hablan de la oscuridad y no de la luz, pero creo que el hecho de escribir esto, esta guerra, inclina la balanza al lado más luminoso.
    Acabo de descubrir tu blog, te sigo, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, nunca había pensado en eso. Un abrazo.

      Eliminar

Háblame.