delirios: Lluvia

16.12.10

Lluvia

- Por qué... por qué...

Una mañana más, después del almuerzo. Dar unas vueltas, remover un poco la tierra... El almuerzo con lo mínimo de lo más pobre que les quedaba. El horizonte vibraba sin parar. La tierra rota, como una escombrera inmensa en forma de corazón. En medio los pequeños cortijos apiñados, haciendo aldea.

Y vuelven a salir, una y otra vez. Mirando al cielo azulísimo, como pensando que algo fuese a cambiar porque no paremos de revisarlo.

- ¿Por qué, por qué no cae ni una gota de lluvia? ¿Va a durar esta sequía eternamente?

6 comentarios:

  1. Ella permaneció en silencio unos segundos, sin apartar ni un momento la vista del cielo azul abrasador. Si pestañeó durante ese intervalo, lo hizo tan sólo una o dos veces. Sentía que el sol le quemaba las retinas y que se iba secando igual que la tierra, que su piel se convertía, poco a poco, día tras día, en tierra igual que la que pisaban sus pies.

    No contestó porque no sabía qué contestar, porque no conocía la respuesta ni sabía qué palabras podían resultar reconfortantes en medio de aquella desesperación. No llovía, no, no caía ni una gota desde hacía muchos meses, más de los que pudieran recordar. E incluso ella, pese al optimismo y la energía que en otro tiempo la habían caracterizado, empezaba a pensar que las nubes se habían olvidado de aquella tierra de una vez y para siempre.

    (Lo siento, no he podido evitarlo, me encanta escribir XD)

    ResponderEliminar
  2. xD ¡qué bueno! Me molan estas improvisaciones :)

    Fusionándose con la tierra seca, y ni una gota de agua nunca más. ¡Me gusta!

    ResponderEliminar
  3. Aplausos para ambos... :-D Me gusta cuando os juntáis para escribir XD Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Al final nos haremos famosos... :)

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  5. Molaría, y, si de paso nos hacemos ricos, podría dejar la informática XD

    ResponderEliminar
  6. Pues ya sabes lo que tenemos que hacer... ¡pactar con Satán! xD

    ResponderEliminar

Háblame.