delirios: Sin remedio

12.1.12

Sin remedio

La grande y tristísima peripecia del hombre es darse cuenta que es acabadero. Ya que lo primero que descubrió con su inteligencia no fue la rueda, la llama o el vestido, sino su fin sin remedio. El animal ignora lo que es y lo que va a ser. El humano lo sabe y por eso su vida es un puñado de agonías...

Francisco García Pavón.

14 comentarios:

  1. Tampoco me la quiero imaginar demasiado larga.

    ResponderEliminar
  2. Sé que tal vez no tiene que ver con la idea principal del texto, pero ¿por qué dice "el animal ignora lo que es y lo que va a ser"? ¿Cómo puede saber una persona lo que piensa un animal? Qué mala costumbre la de creernos superiores a las demás especies...

    ResponderEliminar
  3. Agonías por vivir pensando en la muerte... Sólo hay que preocuparse por lo que tiene remedio, si no lo tiene por qué preocuparse.

    ResponderEliminar
  4. Así es, amigo.
    Somos sólo principio y final, lo del medio es puro itinerario -a veces sin interés-, en el que agonizamos cada día un poco ahogados por las incertidumbres, con una única certeza: sabemos que en final es lo único seguro que tenemos.

    Un abrazo,

    Geles

    ResponderEliminar
  5. La consciencia es una broma pesada de la evolución.

    ResponderEliminar
  6. Bueno F, quizá no se pueda saber a ciencia cierta, pero parece obvio que la mayoría de los animales no son conscientes de su propia muerte.

    Eso dicen Javier.

    Pienso que es así Geles.

    Exacto Ina, es justo lo que quería decir...

    ResponderEliminar
  7. Tal cual, vivimos para morir. Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. acabadero?? Prefiero escribir con ortografía perecedera

    ResponderEliminar
  9. Es un localismo dialectal del castellano interior, concretamente manchego.

    De hecho el valor literario de Pavón reside en la abundancia de localismos. Considerar eso faltas de ortografía es equivocado.

    ResponderEliminar
  10. Pues se escribe en cursiva. Considerar una palabra que no existe en nuestro diccionario una falta de ortografía sí que es equivocado. Un saludo. Espero que a Pavón le concedan un sillón mayúsculo en la RAE

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, ¿el queísmo también es una variante local?: sin darse cuenta de que

    Además, ese punto y seguido antes del "ya que" es un error sintáctico imperdonable.

    No te critico a ti. Escribes bien; pero a un escritor con cierto renombre que, además, es profesor de literatura, se le debe exigir más. Y otros estamos en paro. Este país es escandaloso

    ResponderEliminar
  12. Bueno, Pavón lleva veintitrés años muerto así que ya no creo que los de la RAE le den nada. Lo que sí se le concedió fue el Premio Nadal precisamente por el libro del que está tomada esta cita.

    El fallo que mencionas está justificado por el personaje. Algunos autores te pueden poner a un cabrero hablando como si fuera catedrático de Universidad, pero personalmente prefiero que si el personaje del diálogo es un campesino analfeto y pobre hable como un campesino analfabeto y pobre (le da realismo).

    Lo que habría que exigirle a Pavón, según esta tesis, es que hubiese renunciado a su estilo y que hubiese puesto a hablar a personajes de clases populares como si fuesen profesores de literatura, lo cual le habría quitado autenticidad y todo contexto social e histórico a la obra.

    Por otro lado, andar suprimiendo localismos supondría trocear la obra de gente como García Márquez, por ejemplo, que está llena de léxico local.

    Aunque supongo que todo esto va en gustos. A mí por ejemplo lo que me parece escandaloso es que se lea tan poco a Pavón.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Para mí lo horrible sería la idea de vivir eternamente... Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es una cosa que se dice, pero tu cerebro está diseñado para sentir un pánico profundo ante la idea de la muerte. Si te dieran a elegir entre morir o vivir eternamente, seguramente elegirías vivir.

      ¡Besos!

      Eliminar

Háblame.