delirios: Cuento

18.1.11

Cuento

La vida es un cuento, es un cuento que sale mal. No todas las historias terminan bien, y en este caso es así. Porque la vida es así: para que unas personas sean felices, otras tienen que sufrir. No hay más, no puede entenderse de otro modo; es la terrible maldición del dos. ¿Qué dos? El de las caras. El día y la noche, el amor y el odio. Simplemente, para que unos nazcan otros mueren. Éste es el cuento de la vida.

La vida es un cuento que se debería contar. No todo va a salir como debiera. En la mayoría de los libros es diferente, al final todo se arregla. Todos acaban con quien tienen que acabar y cada cual recibe su merecido. Pero ése es el cuento que cuentan, no el cuento que hay que contar. Si pierdes a tu gran amor lo habrás perdido. Y no, no hay épicos reencuentros accidentales. No te cruzarás con esa persona otra vez en algún lugar, por casualidad. No la volverás a ver; y por si tenías dudas, no encontrarás a nadie que la pueda sustituir. Uno de los capítulos de este cuento.

En esta historia la justicia no es protagonista como en otros libros. No hay ningún héroe que vaya a salvarnos, nadie te escuchará gritar en ningún lugar. Quizá te oigan los árboles, los pájaros. Pero este cuento es diferente; aquí ellos no tienen nada que decir, porque tienen su propia existencia y la tuya les es ajena. Nadie te sentirá, nadie sabrá lo que sufres y nadie va a aparecer en el último momento. Nadie va a sacarte de esto y los responsables de todo no van a tomar una buena cucharada de su propia medicina. La gente buena no dormirá en el castillo sino todo lo contrario, entiéndelo, este cuento acaba mal.

Son muchos capítulos e imposible redactarlos todos. Es un cuento que no podría ser escrito, pero realmente pienso que es un cuento que debería contarse desde el principio.

4 comentarios:

  1. A veces, los cuentos más entretenidos son aquellos que acaban mal.

    Al fin y al cabo, la mayoría de los protagonistas de las historias nunca están demasiado contentos con su suerte.

    Espero seguir leyendo capítulos de tu historia, acabe bien o mal (esperemos que bien ^^)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que las historias que acaban mal tienen algo que las hace más interesantes.

    Gracias por leerme. :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuál es el principio?

    Ah, a mí me gustan las historias que tienen un final trágico y emocionante...

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no he pensado mucho en el principio. Quizá no le doy la importancia que debería.

    ResponderEliminar

Háblame.