delirios: Es la vida

13.1.11

Es la vida

Hola, Chico, hoy es un buen día, ¿verdad? Hoy hace mucho sol, y aunque no lo necesitas te alegras de ello. Hoy es un día especial, Chico, porque tienes ilusiones. Es algo histórico, porque hacía años que no tenías ilusiones. Años, años, años. Esta mañana es diferente.

Te despiertas, estás esperando algo, tienes ganas de sentirlo, saber qué pasa. Todo ha cambiado mucho, Chico, ahora tienes fe: ahora todo puede salir bien. Ahora puede ser diferente a antes, va a ser distinto a siempre.

Y todo continúa… el mundo sigue girando en su ciclo maravilloso. Y parece que el sol brilla más y que esta noche es mejor que la anterior. Pero no es todo, aún vuelve la esperanza para calentarte y decirte que el próximo día será incluso mejor que los otros. Esperanza… esperanza, ¿cuánto tiempo sin sentir ese latido, Chico? ¿Sin utilizar esa palabra?

Esta noche duermes plácidamente. Te duermes intentando recordar cuándo fue la última vez que lo hiciste en calma segura, en absoluta paz. Que pudiste descansar tu cabeza.

Es una noche maravillosa, sí, pero luego en un sueño un pequeño detalle. O quizá en la realidad, qué más da. Y entonces los golpecitos en la ventana y miras, te despiertas, abres los ojos.

A tu alrededor está oscuro y escuchas sobre ti esa voz benefactora, esa voz infinita que te dice las cosas:

- Chico, eh… Chico. Oye, Chico, es la vida, ¿recuerdas? Todo fue mentira, nada era real. Despierta, Chico, y olvida esas ilusiones tuyas. Era lo mismo de siempre. Nada nunca es distinto a siempre.

Chico casi se pone triste al oírlo, pero entonces se levanta. Se pone los pantalones lentamente y se alegra de haberlo sabido, de haber recordado a tiempo que la vida es la vida.

5 comentarios:

  1. Ya me extrañaba a mí que fuera tan bonito... Aunque, ¿quién sabe si en alguna ocasión no será realmente diferente? Besitos!!!

    ResponderEliminar
  2. jo chico, me estaba empezando a emocionar, ojalá me vinieran a la mente las palabras fe, ilusion o vida... ja ja ...después he vuelto a mi estado natural de negativismo...

    agh..

    ResponderEliminar
  3. A mí me pasa... siempre que me vienen esas palabras, es para volverse a ir.

    ResponderEliminar
  4. ¡Me encanta!

    Y, ahora, ¿cómo sé si hay voces que aún no he escuchado? O sea, que la realidad sea peor de lo que ya es; o simplemente diferente...

    ResponderEliminar
  5. No sé si todos podemos tener la suerte de que alguien nos avise.

    ResponderEliminar

Háblame.