delirios: Impulso

17.7.11

Impulso

- ¡Héctor!

- Hola...

- ¡Cuánto tiempo! Llevaba mucho sin verte...

- Sí... años.

- Bueno, y qué. ¿Qué tal va todo, bien?

- Bien, gracias.

- Pues muy bien...

- Sí.

- Bueno... no quiero parecer antipática, pero... ¿a qué has venido?

- Me he enterado de que te casas.

- Sí... debería haberte avisado, pero llevábamos tanto tiempo sin hablar...

- No me importa, no te preocupes.

- Y... ¿en qué te puedo ayudar?

- No te cases.

- ¿Qué?

- Por eso he venido. No te cases, no puedes casarte.

- ¿Cómo que no me puedo casar? ¿Por qué no iba a poder?

- Porque eres mía.

- ¿Tuya? ¿Qué me estás diciendo?

- Lo que oyes. Eres mía y lo sabes, ¡no puedes casarte!

- ¿Que soy tuya y lo sé? ¿De qué vas?

- ¡No te engañes a ti misma!

- Mira, esto empieza a molestarme. ¿Cómo quieres que me lo tome?

- Quiero que no te cases.

- Pero, ¿tú de qué vas? ¿Vienes hasta aquí después de todo este tiempo para soltarme eso?

- No te enfades, pero sólo quiero...

- ¿Qué, qué quieres?

- A ti.

- No puedes hacer esto, Héctor.

- Por favor, escúchame. Soy el amor de tu vida y lo sabes, tú misma lo dijiste.

- Eso se acabó, Héctor.

- No, me quieres, siempre me quisiste.

- Tú lo has dicho: te quise.

- Serás infeliz toda tu vida si te casas y lo sabes, ¡déjalo todo y vuelve conmigo!

- ¿Quién eres tú para decirme lo que tengo que hacer? ¿Quién eres para saber si seré feliz o no?

- Soy el amor de tu vida.

- No me hagas esto, Héctor. Por favor.

- Tienes que escucharme. Los dos sabemos que es así.

- Olvídalo, por favor. Será lo mejor.

- Pero escúchame, tienes que...

- Adiós, Héctor.

- Pero, espera...

- ...

- ...adiós.

8 comentarios:

  1. Estoy viendo Troya y ya son muchos Hectors. Es broma.

    Se ve que este Hector ve muchas películas románticas.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  2. Umm Héctor llegó tarde pero ella posiblemente se arrepentirá aunque lo niegue.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Yo viví una historia parecida.
    Ella me preguntó si debía casarse.
    Nunca supe qué respuesta quería de mí.

    ResponderEliminar
  4. Dialogo cargado de sentimiento, de tristeza y pasión.

    Lástima que no vayan en la misma dirección.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Ella me parece sensata. Transferencia.

    Cariños.-

    ResponderEliminar
  6. Leyendo los comentarios anteriores, no sé por qué la chica tendría por qué arrepentirse...

    Supongamos un caso:

    Chica y chico se conocen, se enamoran, empiezan a salir. Chico que la maltrata psicológicamente (por poner). Chica que consigue escapar de eso y rehace su vida. Chico que da con ella. Se produce la conversación anterior... ¿Realmente ella tendría por qué arrepentirse? ¿Sólo porque él intente convencerla (y quizás autoconvencerse) de que es el amor de su vida?

    Si sólo se tiene un diálogo no se puede saber quién tiene más razón, porque no se sabe lo que ha pasado antes, no se conoce la historia, no se sabe si uno miente o sobreactúa o intenta manipular al otro mediante el chantaje emocional, por ejemplo. Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Cierto, está claro que, con la información del diálogo, no podemos saber si de verdad fue el amor de su vida o simplemente un rollete, o un noviete de unos meses que intenta hacer un drama.

    Pero ellos han preferido creer que él decía la verdad, ¿por qué? Supongo que tendemos a darle a todas las cosas un cariz épico, y si él comete esa "locura" y dice que es el amor de su vida, será porque debe serlo, ¿no?

    Desde luego está claro que, si él miente, todo irá bien (para ella). Pero como él esté diciendo la verdad y sea el amor de su vida, ella se arrepentirá y deseará morir, y será infeliz para siempre.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Háblame.