delirios: Es mi vida

31.10.12

Es mi vida

Una muerte muy lenta, un desierto de añoranza, un extrañarte eternamente es mi vida.

22 comentarios:

  1. el apartado "preguntas idiotas" es la tesis.
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. En la vida nunca se deja de echar de menos, parece..

    ResponderEliminar
  3. muito, muito obrigada!

    ResponderEliminar
  4. Es tu vida... o es tu muerte. A veces son sinónimos.

    ResponderEliminar
  5. La añoranza es una mala compañera de viaje, aunque no resulta fácil deshacerse de ella, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que habría que ser un maestro zen o algo así para reunir esa fortaleza mental.

      Eliminar
    2. Maestro zen jajajaja! Sí, creo que sí.

      Eliminar
  6. Con la muerte nace la añoranza

    ResponderEliminar
  7. ohhhhh cambios! me encanta! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te refieres al cambio en la apariencia del blog?

      Eliminar
    2. Obvio, tu pesimismo aplastante sigue siendo el mismo, sino yo no estaría por aquí ^^

      Eliminar
    3. Qué bueno. Me alegro que te guste. :)

      Eliminar
  8. Entre la muerte lenta y el extrañar a alguien eternamente siento que mi vida también se resumiría en eso. No creo que haya algo más que pudiera "llenarla", ay, me dolieron los vacíos que cargo ;(

    ResponderEliminar
  9. A mí también me gusta tu blog, aunque no he entendido el comentario de la ortografía... xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro que te guste. Era un halago, hoy en día es difícil encontrar una ortografía impecable.

      Eliminar
    2. Ah vale, me pasé una hora pensando que era sarcástico y buscando una falta gorda de estas que se te va la olla xD

      Eliminar
    3. xD lo siento... no era ironía. Una buena ortografía como la tuya se ha convertido en una agradable rareza.

      Eliminar
  10. precioso y certero microrelato.

    Saludito.

    ResponderEliminar
  11. Un cerrar los ojos retornando a tu piel, un resucitar en mis recuerdos cada noche.

    ResponderEliminar

Háblame.