delirios: Después de la poda

11.4.10

Después de la poda

Después de la poda, la planta está pelada, desnuda. Antes de la poda, las ramas muertas, negras, podridas. El frío, la nieve, el granizo. El frío mató la madera. La leña tierna y aromática, húmeda y vibrante, viva y expansiva. Negra, seca, retorcida. Así quedó la planta, antes de la poda.

Sólo unos segundos, clac, clac. Una rama fuera, dos, tres. Cinco, seis. Las hojas caen como serrín, virutas a los pies del tronco dormido. Los brazos separados del cuerpo silencioso. La propia materia viva sobre el suelo, inerte, inmóvil, y no sintió ningún dolor. Sólo un minuto, clac, clac, y ya terminó la poda.

Después de la poda pasó el invierno. Como un avión interminable encima de la tierra, oscureciéndolo todo, las nubes negras como barcos entre el lecho y el sol adormecido, embobado. El barro rojo se volvió gris, brillante en la mañana, perlado de escarcha, como un manto infinito de cristales refulgentes que duraban un instante. Pasó el invierno y la tierra dormida, la lluvia, el hielo, golpeando, reventando, erosionando, y las raíces dormidas, dormidas en la tierra, sin importarles.

Pasó el invierno y las cicatrices de la planta esperando, aguardando, latiendo. Latiendo dentro de la madera seca.

Pasó el invierno y después de la poda, la efervescencia. Despojada de sus miembros muertos, liberada de la carga inútil, la planta resurgió. El duro impacto, el corte doloroso sin dolor en el corte cedieron su sitio a la vida que se expandía, que se imponía, que lo rompía todo. La vida que bullía entre las ramas, quebrando la madera muerta, hinchando la leña negra y tosca, calentando las frías venas de savia vaporosa, verdeando los oscuros pezones de hojas espectrales, erizando el tronco de flores y de musgos.

Después de la poda, la vida.

03. 10

2 comentarios:

  1. Cada cierto tiempo hay que hacer limpieza, quitar las ramas viejas para que las nuevas broten con más fuerza, más sanas. El dolor que pueda provocar esta limpieza merece la pena ;-)

    Espero que el tono, más optimista que el de las últimas entradas, empiece a ser algo habitual. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Se acerca el verano, así que es posible ;) si el volcán no nos fumiga a todos :S

    bsts!¡

    ResponderEliminar

Háblame.