delirios: Machos y hembras, por especies

9.4.11

Machos y hembras, por especies

Hasta hace muy poco tiempo a la mujer correspondía la tarea de mantener la casa limpia y ocuparse de los niños, todo ello mientras el marido pasaba el día trabajando fuera. Desde un punto de vista animal, la hembra guarda la madriguera mientras el macho sale a buscar comida.

¿Qué ocurre si comparamos a los hombres con otras especies de mamíferos? Entre los leones, por ejemplo, se da el caso contrario. Las hembras son las que pasan todo el día cazando para sustento de la manada. La diferencia está en que los machos no se ocupan de la limpieza ni del cuidado de las crías. Prefieren mantenerse ociosos.

Tampoco hay que tomar a los leones como modelo de nada, ni a los hombres. Los lobos, por ejemplo, guardan diferencias con ambos. Entre estos caninos el trabajo de la caza se reparte igualitariamente, actuando en grupo machos y hembras a la hora de conseguir comida. En cierto modo - y si lo miramos a través de un prisma humano - los lobos han desarrollado un equilibrado sistema de igualdad sexual. Algunos ejemplares de lobo también prefieren la vida solitaria.

Así pues, ¿qué es lo natural y qué lo antinatural? Está claro que la humanidad tiende a rechazar la reclusión de la mujer. ¿Podrían denunciar las leonas la obligación de la caza? Es curioso que lo que a una especie le falta, a la otra le sobre, ¿o tal vez no? ¿Quizá sean más felices las leonas cazando? ¿O puede que las humanas en el hogar? Nos puede parecer que los lobos han optado por el reparto más justo, pero quizá sus machos envidien la ociosidad del león o sus hembras la vida hogareña de la mujer.

Es posible, en fin, que todo esto no tenga ningún sentido.

14 comentarios:

  1. Tienes razón, no tiene ningún sentido. Yo divido las cosas en obligación y diversión. Si puedes dedicarte a lo que te gusta juegas con ventaja, pero siempre tendras obligaciones que no te diviertan nada.

    No se a que especie animal pertenezco, pero me criaron en la supervivencia. Si no trabajo fuera y en casa, nadie lo hará por mi. Pensándolo mejor, quizás sea una loba solitaria...

    ResponderEliminar
  2. Claro, en cada casa se cuecen las habas como gusten... pero desde luego, con respeto, cada cuál tiene sus modos, sin que haga falta discriminar a nadie. Aunque también es verdad que somos inconformistas por naturaleza.

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Siempre que "macho y hembra" estén de acuerdo con su manera de vivir,da igual cual sea el papel que representen.
    Yo creo, que la liberación de la mujer, de momento, la ha convertido en "leona", pues sigue llevando lo más pesado de la carga familiar y además trabaja fuera. Aunque esto no pase en todos los casos.
    Para mi, todo esto tiene mucho sentido.
    Salud.

    ResponderEliminar
  4. Y fíjate, esos lobos, no han tenido que redactar leyes ni nada.

    Portentoso. Sencillamente portentoso.

    ResponderEliminar
  5. En ese caso MâKtü[b], seguramente salen ganando las leonas. Los gatos, al menos, matan por diversión - lo cual es bastante grotesco -.
    Está claro que en esta vida se sobrevive... y el del lobo solitario me parece el mejor papel. ;)

    Exacto Allan, cada cual se lo monta como quiere.

    Supongo que es imposible saber eso joplin, ¿estará cada cual de acuerdo con lo que le ha tocado? Lo de la mujer es bastante cierto, en muchos casos su trabajo es doble.

    A mí personalmente, hombre de Alabama, lo de los lobos me fascina. Si no fuera por su crueldad y ultraviolencia, podríamos decir que tienen un régimen perfecto de igualdad.

    ResponderEliminar
  6. Vivir hoy en pareja es una relación laboral; no me cabe dudas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. En la especie humano sería suficiente con igualdad de derechos y oportunidades.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, sucede que la especie humana es más compleja. Los animales no se han visto en la necesidad de inventar una sociedad estúpida porque no tienen consciencia de la muerte que es, al final, el gran miedo y también el gran motor para la creación de un mito sobre la procedencia y el fin de una raza que se permite hacer diferencias. En la naturaleza las cosas se asumen según sea mejor para la especie, y esto es válido, somos nosotros los que vemos cruel o no el funcionamiento de las leyes naturales, pero eso es problema de nosotros, no de los leones, ni de los lobos, ni de nadie, ellos se adaptan, viven porque no saben hacer otra cosa más que vivir. En cambio nosotros, los humanos, tenemos el miedo, y esto es capaz de engendrar maneras tan cerradas de pensamiento como el machismo y el feminismo; creo que todos tenemos la misma capacidad de razonar, y esto es lo verdaderamente importante.

    ResponderEliminar
  9. Hola Susan. Lo que comentas valdría para otra entrada, creo. Los científicos han demostrado que los elefantes también tienen conciencia de la muerte. Por lo tanto nos diferenciamos en poco de ellos, sin embargo, aunque saben que morirán, no han necesitado crear la ética como nosotros ni tampoco nuestras religiones. Es interesante, ¿no?

    ResponderEliminar
  10. ¿Los lobos crueles y ultraviolentos? Yo pensaba que esa definición sólo se aplicaba al ser humano... Besos!!!

    ResponderEliminar
  11. Sí, existe el mito de que la crueldad es una especie de monopolio humano, pero no es así en absoluto. Los lobos alfa imponen su autoridad en la manada con mucha violencia, y a menudo cometen abusos, por ejemplo, a la hora de repartir comida. Esto es lo que provoca que algunos ejemplares prefieran vivir solos. Pero no es exclusivamente propio de lobos. A las orcas les encanta jugar con focas vivas, igual que los gatos se divierten con sus presas antes de matarlas.

    La crueldad está en la naturaleza, quizá escriba sobre eso algún día.

    ResponderEliminar
  12. La crueldad está en la naturaleza, sí. Pero los lobos no son crueles.
    Me explico.
    Para ser cruel, tienes que ser malvado. Para ser malvado, tienes que tener una moral, o conocerla y pasártela por el morro.
    ¿Tienen moral los animales? No.
    Tienen instinto.
    Sin la crueldad natural, no habría selección natural.
    'Eche a que hai'
    Bueno, volviendo al tema.
    Hablando de humanos. La naturaleza humana es aquella que tiende a cambiar cada 20 años, jajajaja.
    Dentro de 15, cuando las mujeres dominemos el mundo y vosotros estéis encerrados en polígonos de inseminación artificial, éso será lo natural :PP
    Que nuestro plan secreto no salga de aquí, que luego los machos se revelan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... Non sei.

      Llevo mucho tiempo rayándome con la ética de los animales.

      Está claro que no pueden ser buenos o malos como nosotros porque no entienden ideas abstractas complejas. Pero los mamíferos más avanzados sí pueden manejar algunos conceptos, ser más o menos empáticos etc. Cada uno tiene su personalidad, no hay más que observar a los perros.

      Creo que lo que pensaba cuando escribí esto es que su vida es cruel.

      De todas formas es un tema tan complejo que da para otra entrada. Y lo de la dominación femenina también. :P

      Eliminar

Háblame.