delirios: Pánico

30.6.10

Pánico

Estoy en una casa en medio del desierto. Amanece. El color es de un azul oscuro, plomizo, se escuchan los cantos de algunos pájaros. No puedo creerlo, no puedo creerlo. Después de todas las noches interminables, en las que sólo puedo recordar el terror, el terror intenso, puro y brutal, el pánico. Un sonido mecánico a mi alrededor. Y el miedo, ¿por qué?

Sólo puedo recordar el miedo insoportable, el miedo que me provoca no comprender, no entender nada, no saber quién coño está detrás de todo esto. ¿Qué sentido tiene?

Pánico, y esperar. Desplazarme sin moverme un segundo de mi sitio, como un engranaje de la máquina recorriendo el laberinto y esperando, esperando... La luz, la luz. Se terminó la soledad, por fin, y ya dará igual entender o no. Tú, ahí, calor. Y la luz... La luz también es el miedo, pero otro distinto.

Dejar atrás el agujero, la oscuridad, el metal, las toneladas y toneladas de pánico concentrado y de ningún modo saber qué mierda era todo aquello. Y delante la luz, frescor de aire libre, azul intenso de cielo. Y la recompensa: estupidez humana ilimitada. Es una libertad dudosa, dentro y fuera: pánico.

4 comentarios:

  1. Si tanto dentro como fuera se va a sentir el mismo miedo (y, de hecho, así es), vale más la pena salir y no dejar que dicho miedo te atenace y no te deje ser tú mismo.

    Muy bueno, como siempre :-) Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso igual, ambas opciones van a ser horribles así que no intentar ver qué pasa puede ser una tontería.

    Gracias! bsts

    ResponderEliminar
  3. Si no me equivoco, esta conversación sobre la sabiduría y la ignorancia la tuve hace un tiempo. Y sí, ciertamente llevamos a la misma conclusión que tú. Sin embargo, no se si estar del todo de acuerdo con eso de que el ignorante siente el mismo pánico.

    Muy bueno.

    ResponderEliminar
  4. Si el ignorante no sufre, entonces no. Pero si está sujeto a los mismos problemas que el que sabe, entonces sí, con el añadido de no saber qué pasa. Supongo que de ahí vienen las supersticiones, ¿no? Para darle explicación a las cosas malas.

    ResponderEliminar

Háblame.