delirios: La familia

28.3.11

La familia

Estaban tomando algo en la terraza, hablando de todo un poco y viendo pasar a la gente. Él dio un sorbo al café y un par de caladas al cigarrillo. Luego, después de contar alguna anécdota, comentó:

- En fin. La familia, cuanto más lejos, mejor.

Ella pareció molestarse mucho y le dijo que no le gustaba oír eso. Empezó a hablarle de la importancia de la familia y de tener lazos fuertes con alguien. Habló de ella como de la pequeña y verdadera patria que todo el mundo tiene. El lugar al que podemos volver siempre y donde nunca seremos rechazados ni juzgados.

Ella dijo que la familia la compone la gente - la única gente - que en verdad se preocupa por nuestros problemas y los siente como propios. Dijo que una persona que no aprecia la familia es un ser que está realmente solo en este mundo. Algo así como el que no sabe valorar la importancia de la comida que le alimenta y el aire que respira.

Todas estas cosas dijo, y muchas otras parecidas. Él la escuchó atentamente con un gesto cansado en los ojos, con las cejas levantadas. En lo que duró su disertación se le consumió el cigarro, pero se encendió uno nuevo y removió el café con la cucharilla. Luego dio otro sorbo a la infusión y mirando a la calle dijo:

- En fin. Mi familia, cuanto más lejos, mejor.

15 comentarios:

  1. De la familia, como del Sol, cuanto más lejos, mejor.

    ResponderEliminar
  2. Creí que era: "el calor y el sol cuanto más lejos mejor".

    ResponderEliminar
  3. Hay familias y familias hay. Pero quiero creer que cuando no has sido afortunado con tus consanguineos, siempre queda la familia que te da el camino. Besos!

    ResponderEliminar
  4. En Navidad hay una felicitación que dice, más o menos, "que pases buenos días con tus seres queridos o en familia"

    ResponderEliminar
  5. Dependiendo qué se entienda por familia... En mi caso, son más familia algunos amigos que ciertas peronas con las que se supone que comparto lazos sanguíneos... Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Como siempre, hay casos y casos.
    A veces el enemigo está en casa.

    ResponderEliminar
  7. Vale, no generalizo, pero no me hacese cambiar de idea. Muy bien llevada la historia. Me gustó
    Saludillos

    ResponderEliminar
  8. Bueno,cada familia un mundo.
    Comparto la opinión de "ella",pero reconozco que tengo mucha suerte.
    Salud.

    ResponderEliminar
  9. Yo voy con mi familia a cuestas, con todo a cuestas, con el mundo a cuestas.

    Has borrado una historia, pero la he leído, quelosepas.

    :)

    ResponderEliminar
  10. Has definido lo que quería expresar perfectamente Puck.

    jaja, con nocturnidad y alevosía, ¿no, I e s u? ¿Y qué te pareció? Guárdalo bien, que cuando me den el Nobel valdrá millones como material inédito xD.

    ResponderEliminar
  11. ¿Conoces a Gilbert Grape? Él también iba con una casa a cuestas y una familia a cuestas.

    Le decían que deslumbraba.

    ResponderEliminar
  12. No, pero me gustaría, lo tengo apuntado. Lo recordaré cuando la vea.

    ResponderEliminar
  13. Como la vida misma......
    Por cierto soy Perfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  14. Un saludo, gracias por pasarte por mi bareto.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo21/1/13 7:14

    Yo realmente te comprendo, aveces la familia se pasa de la raya y suelen ser muy metiches, esta bien convivir como en navidad tratas de pasarla bien y hasta ahï, y ya en e vinculo es mejor no involucrar a la familia ya que nunca logras dar gusto a nadie.. Si es mejor mantenerla a distacia.

    ResponderEliminar

Háblame.