delirios: Gilipollas felices

25.10.10

Gilipollas felices

En esta vida hay tipos que son auténticos gilipollas integrales. Pero hay que diferenciar entre los que simplemente son tontos de nación y los que, encima, están felices de serlo.

Estos últimos son los que me causan aversión. Aquellos que tienen sobrada capacidad para no ser gilipollas y, sin embargo, se empeñan en serlo. Esto es, son conscientes de su personalidad insoportable, saben bien lo que se hacen. Podrían ser simpáticos, agradables o simplemente limitarse a no molestar, pero insisten en dar asco.

Me refiero a un tipo muy concreto de persona con el que a menudo todos lidiamos. Esta clase de gente que elige siempre la peor cara, la peor contestación, las malas formas. A veces me pregunto: ¿no se dan asco a sí mismos? Sólo abren la boca para soltar mierda, ¿se sienten necesarios en el mundo, encuentran algún sentido a su existencia?

El caso es que parece ser que sí. La mayoría de gilipollas integrales y conscientes son, también, de los tipos más felices que conozco. Están contentos y encantados de sí mismos, se sienten superiores, y supongo que esto es así porque una sociedad demasiado cordial les ha ahorrado el par de guantazos que se merecen.

16 comentarios:

  1. Hay mucho de eso suelto por ahi... en fin..

    ResponderEliminar
  2. aaah caray, creo que conozco uno o_0

    En mi opinión dan pena, pero cada quien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Parece que no soy el único que lo piensa.Yo compadezco a ese tipo de gente que le cuesta menos poner mala cara que sonreír, parece mentira pero son muchos.Debe ser muy agotador ser desagradable porque no hace falta ser un sabio para comparar la sensación de pasar un buen rato y la de entrar a un establecimiento y te digan " que quieres!" -mmm ..hola?
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Sí, a mí también me dan pena, pero al mismo tiempo los veo que están felices con esa forma de ser suya. Parece que les luce ser unos capullos.

    ResponderEliminar
  5. Lo positivo es que luego valoras más cuando alguien te da los buenos días con una sonrisa. A los demás, que les den.

    ResponderEliminar
  6. (Yo, viendo la parte positiva de algo... Inaudito. Algo han debido de echarme en la cena...)

    ResponderEliminar
  7. xD ¿sí, no? La verdad es que yo no me lo había planteado nunca así. Bien mirado.

    ResponderEliminar
  8. Yo los veo y no siento más que lástima, ¿de verdad crees que son felices, o son tan pobres de espíritu que sienten la necesidad de ser así porque no tienen otra cosa?
    Me voy poniendo al día. Besos. Que los últimos han sido muy malos y me he dejado ir. Más besos

    ResponderEliminar
  9. Es cierto que son pobres de espíritu a más no poder. Pero me da un poco de envidia la gente tan simple que no tiene preocupaciones en esta vida, más que esta clase de tonterías... a veces dan ganas de ser un simple ¿no? Y por lo menos feliz.

    ¿Malos, los días?¿

    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, supongo que son así porque todos, cuando nos hemos cruzado con alguno, hemos dicho "ya se dará de bruces con la realidad" o "ya le pondrán en su sitio", en vez de hacerlo nosotros...

    Aún así, creo que al final el tiempo pone a cada cual en su sitio... Y ésa es una satisfacción muy grande XD Besos!!!

    ResponderEliminar
  11. En realidad yo creo que no... la gente sin escrúpulos llega más lejos que los demás y normalmente, no se llevan su merecido.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  12. Vaya... yo tengo que aguantar todos los días a un gilipollas integral en clase y encaja perfectamente con la descripción que haces. ¡¡Encima es feliz!! Y yo no... pero es él feliz porque no tiene sentimientos, no se emociona. ¡¡En cambio, yo sí!!

    Estoy de acuerdo en que los gilipollas son felices casi siempre (¿casi?). Pero también te puedo asegurar que, cuando los sabios son felices, el placer que sienten es infinitamente mayor que el de los imbéciles.

    ResponderEliminar
  13. La sensibilidad está unida al sufrimiento. Es muy difícil que un sabio sea feliz, y en todo caso sólo puede serlo en un espacio pequeño de tiempo.

    La ignorancia es la felicidad, de eso no cabe duda.

    ResponderEliminar
  14. Un sabio que no sea feliz nunca sería un dios... porque sería perfecto. Creo que los humanos tenemos imperfecciones... ¿una es la felicidad?

    ResponderEliminar
  15. Quizá. Si no hubiera felicidad no existiría el sufrimiento. Aunque creo que eso es inconcebible desde un punto de vista humano.

    ResponderEliminar

Háblame.